Walter Riso’s Blog

AMORES INSÍPIDOS

Hay amores que son como un huevo sin sal: desabridos. Puede que el sentimiento exista, pero no se ve ni se siente. Se intuye, se presiente, pero no se evidencia. No aparece. Solo recorre, discreto y fantasmal, la periferia de alguna piel deseosa de experimentar la bendición de las caricias. Un amor aséptico no necesita

Continuar leyendo →

YO TE DOY Y TU ME DAS: AMISTAD Y AMOR

Hay un precepto en las relaciones afectivas que no cambia ni cambiará, aunque los amigos del romanticismo entren en crisis y protesten: “Nos sentimos atraídos por quienes nos satisfacen y gratifican”. Es la teoría de la gratificación de la atracción: elegimos a quienes nos brindan la mayor cantidad de estimulación positiva. ¿Amor lucrativo, interesado?: parecería

Continuar leyendo →

CERRAR LOS OJOS

Pensamientos negativos.  No siempre conscientes y a veces como expiación, afectan tu autoestima a diario. Llevamos internamente la dudosa cualidad de sobregeneralizar a partir de nuestras metidas de pata y colgarnos etiquetas que funcionan como lápidas. En un antiguo monasterio, un discípulo cometió un grave error y a raíz de ello se dañó un sembrado

Continuar leyendo →

LA TERQUEDAD DEL AMOR

  Ser muy distintos, en las parejas, no produce afinidad sino rechazo e incomodidad. Un fanático del racismo emparejado con una activista de los derechos humanos no sería una feliz combinación. Como tampoco lo sería un sujeto violento por naturaleza con una mujer pacifista por convicción. Y no hablo de atracción física, sino de convivencia.

Continuar leyendo →

¿QUÉ HACER FRENTE AL ABANDONO?

Pelear la vida. A regañadientes, a las malas, con las uñas, como quieras, pero no hay otra opción. Puedes sentarte a llorar tu mala suerte, a lamentarte de la “injusta” soledad, a sentir lástima por tu aporreado yo y autocompadecerte. O por el contrario, puedes levantar cabeza y aplicar una dosis de racionalidad a tu

Continuar leyendo →

LOS CAMINOS PSICOLÓGICOS DEL PERDÓN

Acercarse al perdón es una experiencia que trasciende. Es como un proceso por el cual la persona se transforma y aliviana la carga negativa del rencor y los paradigmas más rígidos se transmutan en algo parecido al desapego. Simplemente te sueltas y tiras todo el odio por la borda hasta que el último vestigio de

Continuar leyendo →